Han pasado veinte años desde que Harry Potter llegó por primera vez a los cines y nuestra devoción por esta saga no ha hecho más que crecer. Mientras suena la partitura de John Williams, los tres protagonistas, Daniel Radcliffe (Harry), Emma Watson (Hermione Granger) y Rupert Grint (Ron Weasley), charlan en la sala común de Gryffindor en Regreso a Hogwarts. Es inevitable sentir nostalgia cuando vemos el afecto duradero entre todos ellos. El reparto y el equipo son como una familia, lo cual es algo muy lógico, ya que los actores empezaron a trabajar en la franquicia cuando eran niños, y su público creció junto a ellos prácticamente en tiempo real. En la edad de la información creíamos saber todo sobre esta gran producción cinematográfica, pero esta reunión nos ha desvelado algunos secretos que desconocíamos. Entonces, ¿qué cosas hemos aprendido acerca de este fenómeno mundial?

  1. Chris Columbus se convirtió en el director de Harry Potter después de que su hija le hiciera leer los libros.

Por primera vez en 20 años, Daniel Radcliffe le pregunta a Columbus cómo llegó a ser el director de las dos primeras películas de Harry Potter. Columbus cuenta que fue su hija Eleanor quien le obligó a leer los libros de Harry Potter después de que él se negara tres veces. Cuando salió Harry Potter y el prisionero de Azkaban, Columbus leyó los tres libros de tirón e inmediatamente imaginó las películas, algo que, según él, nunca se le había ocurrido. Entonces voló a Edimburgo para reunirse con J.K. Rowling y discutir su visión de la primera película, a lo que Rowling dijo: «Eso es exactamente cómo veo la película.»

  1. Los padres de Daniel Radcliffe no querían que aceptara el papel

Mientras que Ron y Hermione de Harry Potter fueron fáciles de elegir, Harry fue un verdadero quebradero de cabeza para los creadores de la saga. Tras meses de audiciones infructuosas, Columbus vio al joven Dan en un programa de la BBC y pensó al instante que había encontrado a Harry. Columbus y Rowling se pusieron en contacto con los padres de Daniel, pero respondieron que no, ya que había que firmar el contrato para las siete películas y el rodaje debía realizarse en Los Ángeles. Los padres de Daniel argumentaron que esto supondría un «enorme trastorno para su vida» y, por un momento, pareció que el equipo tenía que seguir buscando a Harry. Sin embargo, dos semanas después, el productor de Harry Potter, David Heyman logró convencerlos de que Daniel hiciera una audición.

  1. Daniel Radcliffe y Gary Oldman eran tan amigos como Harry y Sirius

Cuando Dan se enteró de que Gary Oldman se uniría a Harry Potter, le dijo a Emma que «Gary Oldman es algo grande», proyectando su propio entusiasmo al respecto. Gary dice que tenía una «especie de paternidad natural» hacia Dan, que tenía 14 años en esa época. El director de Harry Potter y el prisionero de Azkaban, Alfonso Cuarón, recuerda cómo Gary incluyó a Dan en el proceso de actuación, formando inmediatamente un vínculo con él. La tercera película de Harry Potter es esencialmente una película que ve a Harry, Ron y Hermione convertirse poco a poco en adultos y abrazar la peligrosa vida que les espera. Sirius es una figura paterna clave para Harry en la película, y Gary también lo fue para Dan en muchos sentidos.

  1. Alan Rickman pidió la historia de Snape a J.K. Rowling

Alan Rickman conocía toda la historia de Snape: sus lealtades aparentemente cambiantes, su lealtad final a Dumbledore y su amor eterno por Lily Potter, lo que le motiva a ayudar y proteger a Harry en su batalla contra Voldemort. Conocía el futuro y desenlace de Harry Potter antes que nadie, incluidos los directores. Se enteró de todo porque se dirigió a J.K. Rowling y le pidió que le contara toda la trayectoria de Snape, ya que se había dado cuenta de que Snape era un personaje demasiado complejo para interpretarlo sin conocer todas las etapas del personaje. Dan lo cuenta a Gary Oldman: «Y nunca se lo dijo a Chris [Columbus], nunca se lo dijo a nadie. Chris le decía, literalmente, ¿por qué lo haces así? Alan Rickman decía, “ya te lo diré».

  1. Emma Watson estaba enamorada de Tom Felton desde la primera película

Durante las tutorías en el set de la primera película de Harry Potter, a los actores se les dio la tarea de dibujar cómo creían que era «Dios». Tom dibujó una «chica con una gorra hacia atrás en un monopatín» y eso hizo que Emma se enamorara de Tom. Se emocionaba mucho cuando coincidían en el plató, y esperaba nerviosa cada momento que pasaba con él. Emma tenía entonces 10 años, y Tom era tres años mayor, por lo que siempre la consideró como una hermana menor. En Regreso a Hogwarts tanto Emma como Tom se profesan un amor platónico en una relación que perdura hasta hoy.

No hace falta decir que los fans de Potter se enteraron de algunos jugosos detalles sobre el mundo de Harry Potter en este Regreso a Hogwarts. Si quieres saber más, búscalo en HBO Max. Y de paso, ¡también puedes ver toda la serie de películas en inglés! Ahora, si buscas un reto, ¿por qué no intentas leer los libros? Una cosa es segura, no nos cansaremos nunca de Hogwarts, Harry y todos sus amigos y enemigos.

Contacta con nosotros.

Si buscas una academia de idiomas experimentada que ofrezca cursos de idiomas donde pueden obtener su certificado oficial, contacta con nosotros. Te escucharemos, te asesoraremos y te buscaremos la mejor solución a tus necesidades. Nos encontrarás en Avenida Blasco Ibáñez, 100, 46021 Valencia

Horarios:
Lunes – Jueves: 9:00-14:00 y 17:00-20:00
Viernes: 9:30-14:00 y 17:00-19:00

.

Más de 30 años de enseñanza en el mundo de los idiomas nos avalan

Regístrate para ser los primeros en recibir información sobre nuestras promociones, nuestros cursos y las últimas novedades.

    Acepto recibir comunicaciones comerciales de esta entidad.

    2022-01-19T11:32:49+01:00